A la hora de realizar trabajos de rehabilitación en edificios, nuestra empresa emplea los denominados trabajos verticales en Móstoles. Este sistema, del que ya te hemos hablado en un post anterior, resulta bastante llamativo para algunos clientes. La ausencia de un andamio puede parecerles algo inseguro pero la realidad es bien distinta.

A la hora de hablar de la seguridad de este tipo de trabajos hay que tener en cuenta tanto el equipo empleado como la aplicación de las técnicas adecuadas.

En cuanto al equipo hay que distinguir diferentes elementos, pensados para acceder de forma segura al lugar de trabajo, así como para posicionarse y abandonarlo. Está compuesto de un descendedor autoblocante, de un bloqueador de ascenso, varios conectores con seguro, una cuerda semiestática de suspensión de longitud variable, un arnés de suspensión y un cabo de anclaje doble. Las cuerdas que se emplean en este tipo de trabajos deben estar homologadas y cumplir con la norma UNE-EN-1891. Su coeficiente de seguridad debe ser de 10.

Los conectores se emplean para la conexión de elementos del equipo vertical, y pueden ser mosquetones y maillones. Los primeros son el nexo de unión entre la persona y los materiales, y los segundos se utilizan en aquellas uniones de elementos que no necesitan conexión y desconexión frecuentes.

Sobre el resto de elementos de seguridad te seguiremos hablando en entradas posteriores, pero en el caso de que tengas que hacer alguna reforma en tu casa te aconsejamos que hables ya con nuestro equipo. Los profesionales de Odeón Rehabilitaciones Integrales, S.L. tenemos experiencia en rehabilitación de fachadas, trabajos de aislamiento, impermeabilización...

Además, con nuestro servicio de trabajos verticales en Móstoles podemos garantizarte un precio más competitivo en todos los proyectos.